Blogia
MaRioSe.Compartiendo Sueños.

Pensamientos

VIVIR LA VIDA.

VIVIR LA VIDA.

Como un caramelo o como un helado delicioso, la vida pasa para apurarla hasta el último sorbo, hasta el último aliento. Por eso si no existiera la muerte, las personas se aburrirían de saborearla, de vivirla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

PALABRAS NO DICHAS

PALABRAS NO DICHAS

 

 

Poco que decir, o quizás mucho que se disipó sin dejar apenas rastro ni recuerdo alguno.

Porque ¿dónde van los pensamientos que ni dices, ni escribes, que solo existen unos segundos dentro de ti? aunque mientras lo construías, pensabas que sería una gran historia que contar y te animas, te ilusionas, como si fuera un trozo de nieve luminosa, pero que deja de serlo al derretirse, no dejando casi vestigio de lo que fue, lo mismo que mis palabras no dichas, fundidas en escombros, porque en ese mismo instante tu otra vida, la real, la que te da de comer, la que es, te llama y te arranca de cuajo como tocando tierra y te despierta.

Pero aún sigo durmiendo. Durmiendo mientras vivo, sin vivir, viviendo, vida de estreno a cada segundo y la huelo sin enterarme que huele a nueva.

Esas cosas. Pequeñas inquietudes que bailan en el interior de mi cabeza como cerillas dentro de su caja, que esperan ser encendidas, acariciadas por la imaginación, aunque su fuego sólo dure unos instantes. Los suficientes.

El dinero no da la felicidad, pero ayuda.

El dinero no da la felicidad, pero ayuda.

No dará la felicidad, pero debe de ser algo parecido. Ayuda a encontrarla , al menos solucionas imprevistos, duermes tranquila. Y no me refiero a tener grandes cantidades, sino a tener la tranquilidad de esa estabilidad económica.

No teniendo dinero lo  valoras más. Lo cuidas, para que te dure, te despojas de pesos innecesarios, de marcas, de tonterías. La mochila te pesa menos.

Nos gusta tener, presumir, compararnos, parecer… Cuando no tienes ni presumes, ni quieres comparar, ni que ocho cuartos.

No es que quiera tener muchos ingresos, SÍ que estos sigan entrando. Me importa un pimiento no tener el último modelo de móvil, de coche, de zapatos, pero SÍ ganar lo que me como.

Vale, estoy a dieta, ahorro en mahonesas, mantequillas, pan rallado, natas, chuches, cerveza, no voy al gimnasio, pero me conozco mi ciudad de cabo a rabo, porque me la pateo a diario y se me está poniendo un “pompis” que ni el mejor   Leg Magic

Ahorra que te ahorra, por no ir, no voy ni a la pelu. Yo misma me pongo el tinte, no me acuerdo de la última mascarilla que me hicieron en mi carita bonita, que como está tristona está mustia, que ahora que lo pienso no he pisado ni un poquito la arena de la playa este año, ni tan siquiera dominguera he sido.

A mí todo esto me da igual, que me da lo mismo, en serio, que las cosas tienen la importancia que le queramos dar. Esto es una cadena y si no se compra o paga, los demás dejan de ingresar eso tan valioso que llamamos dinero.

¿Qué da la felicidad? En estos momentos me la daría tener un trabajo, ni mejor, ni peor, un trabajo que me permitiera estar tranquila.

 

 

Eso es lo que da la felicidad: la tranquilidad, ya lo he descubierto.

La felicidad está en la estabilidad emocional, de hecho, dicen que las personas divorciadas y las viudas, en su día a día son bastantes más infelices que las casadas. Entonces podemos pensar que el matrimonio es fuente de felicidad. Pero sin tirarnos la vajilla a la cabeza, que entonces ya esa felicidad se esfuma.

El matrimonio unido a que ambos o al menos un miembro, tenga un trabajo estable, que como están las cosas, ni los dos trabajando a veces hay manera de levantar cabeza.Lo que si doy fe, que sin trabajo, aguantas unos meses con buen ánimo, pero esa incertidumbre te va minando por dentro y puedes que seas muy positiva, pero llega un momento que te da todo igual. Que ves la vida pasar como un espectador.

Al menos  me reconforta saber que estoy sana. Punto  fundamental para  la felicidad (tranquilidad) ya que si ésta falla, hará que la tal felicidad se esfume, si tú o los tuyos de salud  anden regular. Dicen que son  más felices los creyentes que los agnósticos.

Vale, pues voy a creer en algo.

Creo que… voy a encontrar un trabajo.

Yo creo en mí ¿pero quién más lo hará?  Un trabajo para ser feliz o al menos para estar tranquila. 

Eso quiero. En eso creo y voy a luchar por ese, ahora, MI SUEÑO.

 


Quieta, parada. Que estás desempleada.

Quieta, parada. Que estás desempleada.

Tengo buen ánimo, eso me dicen. Que soy animosa, diría mi amiga Mari Pili.

Animo, animosa, me animo a mí misma. Que porque ahora engorde la lista, listísima del paro, no me voy a poner a llorar. Bueno a llorar me pongo, que las lágrimas son gratis y además como dicen que retenemos líquidos, pues le doy vía libre y ya puestos me enfado conmigo misma y con el mundo, que si el mundo no tiene culpa, menos la tengo yo.

Porque… a ver qué es lo que he hecho desde que era un "mico" sino ha sido trabajar, y estudiar; estudiar y trabajar, criar a mis hijos, que ya no son unos críos, intentando crear un hogar con críos.

… y ahora, no sé qué hacer con el tiempo. Yo siempre que me quejé de falta de él y de golpe se me amontona y siento su peso sobre mis espaldas.

No quiero estar parada, no puedo, no debo, que no.

Mi amigo José  dice que estaré parada, pero que no paro ni un rato y es que siempre que me pregunta le digo que he ido aquí, que he ido allí, que he mandado el currículum aquí, allá y un poquito más lejos.

Zapatero, zapatón, zarpazo te metía una que conozco, que no soy yo, ni mucho menos, que ahora eres como quien dice, mi jefe o al menos el Estado que gobiernas me ingresa mensualmente mi paga por desempleada.

Que ya lo sabemos, que aquí no hay crisis ni nada, sobre todo, nada. Nada se hace, y la tal crisis que no hay, pero lo parece, hará que pronto, muchos, demasiados, nademos en la más pura miseria.

Sigamos mirando hacia otro lado, mientras nuestros bolsillos sigan llenándose (a los que la crisis no le afecte, claro) siendo prudentes en nuestras declaraciones, en vez de aceptar que tenemos problemas y bien gordos, que nos terminará por dilapidar a todos en mayor o menor medida. Aceptarlo  para seguidamente hacerle frente, tomando efectivas medidas, que esto va de mal en peor. Aceptar que 36.849 personas y no digamos  sus familias, en el mes pasado de Junio se quedaron paradas.

 Yo  sólo soy una más, que ya estaba en la cola, antes de esa cifra. Pero espero que no sólo sea un simple número. Unas de las 2.390.424 personas, 25, 26, 27, 28… ¿Seguimos?

 

 

 

 

 

 

 

(La "foto" la cogí de aquí prestada)

Sabes más que... Jesús Quintero

El silencio.

"Todas las grandes obras son hijas del silencio. Sólo en el silencio encuentra el hombre las raíces profundas de las que se alimenta la verdadera creación. El silencio es la máxima expresión de la sabiduría". Jesús Quintero.

 

 Siempre me emociona  cuando habla, cuando reflexiona, cuando dice cosas como:

 

- Yo a ti, te conozco de algo, espera...

 

- Ah, ya, coíncidimos la otra noche en un sueño.

 

Con su permiso, espero que no le moleste que hable y utilice algunas de sus sabias palabra. Aquí os dejo una reflexión de hace un tiempo, de un tiempo atrás:

 

 

Reflexiones de Jesús Quintero.

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos, tarde o temprano se verá rodeado de amistades falsas.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.

Con el tiempo te darás cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Pero desafortunadamente, sólo con el tiempo uno aprende...

Nunca seremos iguales, ni falta que hace.

No hay nada más aburrido que la igualdad.

Lo que hace falta es que nos respetemos y respetemos nuestras diferencias. Que nos sintamos solidarios y unidos.

Que nadie explote a nadie. Que nadie desprecie a nadie, lo avasalle o lo humille. Que nadie se crea superior.

Que no seamos iguales no quiere decir que seamos mejores ni peores, sólo diferentes.

Paciencia hermano, todo esto pasará.

Pasarán el paro, el hambre, la injusticia, la violencia, la carrera de armamentos, los bloques, los días y las noches de miedo y de miseria.

Pasarán la incomprensión, la intolerancia, el fanatismo, los valores eternos, los deberes, las órdenes, las leyes...

Pasarán los hombres cuyo nombre hoy es inevitable y las causas por las que se nos pide trabajar sin descanso y morir si es preciso.

Los Estados Unidos y la URSS pasarán como pasaron otros imperios, caerán como cayeron Persia, Roma o Cartago.

Pasarán las naciones y sus sagrados símbolos.

Pasarán los ejércitos, las guerras, las fronteras.

Pasarán la crisis, todas las crisis.

No hay tragedia que dure eternamente ni fiesta que no acabe.

Paciencia, hermano, sólo es cuestión de tiempo. Todo esto pasará... aunque ni tú ni nadie pueda tal vez contarlo.

EL LOCO DE LA COLINA

 

Podéis escucharlo, en su página y ver su programa, que aquí en Andalucía tenemos la suerte de verlo y escucharlo, cada martes noche, en Canal Sur.

Mi admiración total a su persona.

PURO RUIDO

PURO RUIDO   

La vida es puro ruido entre dos silencios abismales.

Silencio antes de nacer, silencio después de la muerte.

(Isabel Allende)

¿Son necesarios los días depres?

¿Son necesarios los días depres?

Ayer fue un día desperdiciado, no por las actividades que hice sino en las pajas mentales que me acompañaron prácticamente durante todo el día. ¿De qué me sirvió? ¿Fue necesario? Tengo que apuntar el día, para recordarlo el mes que viene…

Me comparé como la tormenta y el viento que despedía ayer al día… toda la naturaleza despertó,, se escondió, se asustó, esperó, pero luego pasó  y hoy hace un precioso día y para acompañarlo, me siento bien, alegre, feliz… a lo mejor mis hormonas mandan en mi voluntad o como formo parte de la naturaleza, soy sólo una pieza más.


Mi marido, buen conocedor de que las tormentas pasan, respetó mis tiempos, no pinchó donde sabía que explotaría y mientras me observaba en silencio y buscaba en sus acciones alguna culpa, sin hallarla (claro) me miraba expectante, pero sin abrir sus labios, sin darme motivos para que sacara mis demonios fuera… y no salieron, porque me los tragué solita y aunque su sabor fue amargo, quizás me sirvió para renacer, para subir a la superficie y cambiar de piel, o de humor.

Estuve llorona, triste, negativa, silenciosa y me dio por limpiar, planchar, ordenar… hasta por pintar y… pensándolo bien, no estuvo tan mal del todo. Del día de ayer quedó la huella de un banco de forja y madera pintado, que no porque yo lo hiciera, (pero entre nosotras), pero  quedó precioso y mi hogar huele bien, muy bien, como este día, que sus aromas me envuelven y me dejo llevar, pero esta vez con mi animo cambiado y sin necesitar casi nada para estar bien.

 

Tengo ganas de pintar, así que dejo de escribir y me pongo con el pincel de estuco, para dejar rastro del día de hoy en la forja de mis escaleras: le cambiaré el aspecto, la envolveré de oro, pero sutilmente, no se lo vaya a creer y al subir por ellas no dejen ni que me arrime y me caiga escaleras abajo. ¡Pufffff! Mi locura vuelve, eso es buena señal ¿o no?

 

Feliz domingo. Aprovéchenlo…  dejen huella de su pasol, porque no volverá, se lo aseguro.

  

¿Puede haber sólo amistad entre un hombre y una mujer? ( II )

Ya, ya se que no tengo vergüenza, ni excusas, pero lo cierto que estoy muy liada con esto del IVA, las retenciones y la madre que las parió. Ahora, sin ir más lejos, estoy liada entre papeles que me traje a casa, para no perder la costumbre ¡¡¡Puaaaaaaaffff!!! En fin que… el 20 ya mismo pasa, pero como si no tuviera bastante, mañana empiezo un curso de PHOTOSHOP. Será de cinco a diez de la noche. Total sólo serán nueves días de nada y al día siguiente me voy a:

¡¡¡¡ LOS PIRINEOS !!! Al valle de Ordesa (Me lo recomendó mi hermana pequeña, que fue el año pasado) … ¡Biennnnnnnnnnn! ¡Vacaciones! No queremos playa, preferimos el aire puro de aquel lugar de embrujo. Paz, descanso, entre comillas, porque haremos senderimo y lo que se tercie.

Me ha encantado cada una de vuestras aportaciones, tengo  mi cabecita llena de cositas que contar, opinar, trasmitir, exponer, etc.  En cuanto encuentre un huequecillo, me “mojo” como lo prometí. Este tema siempre me ha atraído y no me lo tomo como una entrada más, me ha estado escociendo un tiempo, pero ya sanó para avanzar un pasito más, para madurar en muchos sentidos, para despertar y darme cuenta de muchas cosas. Así que agradezco vuestras opiniones, quiero saber qué piensan de verdad.

Una amiga.

¿Puede haber sólo amistad entre un hombre y una mujer? ( I )

¿Puede haber sólo amistad entre un hombre y una mujer? ( I )  

Amistad entendida sin un propósito sexual o romántico, sin pretender  de alguna forma enmascararla quizás, disfrazarla sutilmente, pero con la pretensión de “llevarle al huerto”.

Con desinterés, por empatía, ganas de encontrarse en un mismo camino, por querer compartir momentos, palabras, encuentros, ALMAS.

Somos seres diferentes, pero también complementarios. Diferencias que pueden y deben de ser enriquecedoras, en muchos aspectos.

Las diferentes culturas han entorpecido ese encuentro. Una vez que se tiene pareja, muchas veces,   hay que dar más explicaciones, para que nuestra pareja se quede tranquila. Suele haber algo de recelo, miedo, celos, si seguimos (siguen) manteniendo esa amistad, con la que se puede hablar largo y tendido. Sin tener que conquistar, sin importarnos que nos vean sin maquillaje.

¿Os molesta (sinceramente) que vuestra pareja, siga manteniendo sus amistades actuales o pasadas, que quizás no tengan que ver con vosotr@s? ¿Entendéis bien esa amistad? ¿Os molesta? ¿Os pone nervios@ sentir que hay un espacio donde no entramos, si esa amistad no es común? ¿Os integráis bien, con ell@s?

Me interesa mucho que os “mojéis”. Me meteré en ese baño, después, con más calma, cuando lea lo que opináis sobre este tema. ¿Me ayudas? Gracias, muchas gracias.

Aquí y ahora

Aquí y ahora

 

El ayer es un talón sin fondos y el mañana, apenas una promesa de pago. La vida verdadera se gasta en efectivo y eso es aquí y ahora.

NO CREO

 

No creo  en La Iglesia, hecha con muros de mentira.

No creo en el culto a las imágenes.

 No creo en las diferentes vírgenes. No creo que María fuera Virgen. No tenía por qué. No creo en La Inmaculada Concepción. ¿De verdad creyeron esto los apóstoles? No me gusta que nos hagan creer que el sexo es sucio. ¿Somos seres impuros por ser engendrados por una mujer, por la unión de dos cuerpos? Anda ya, por favor. 

No me gusta el trato hacía la mujer que le ha dado la Iglesia hecha en su mayoría por hombres. Me asquea que tuvieran que poner a María Magdalena de prostituta. Como para rebajarla al máximo… y que no me vengan a decir que entregar tu cuerpo por dinero, como si fueras un trozo de carne es muy digno. Con mis respetos hacía todas estas personas y hagan lo que hagan con su cuerpo…  no es lo importante, sería otro tema a tratar, pero sí en lo que quería dejar caer La Iglesia.

Creo que Jesús tuvo hermanos. Dicen que 7, me da igual. También que tuvo una hija. Aunque no lo veo relevante. 

No creo que los sacerdotes no deban casarse. No me gusta la flagelación para que desaparezca las ganas de sexo. No me gusta tanta hipocresía, tanta mentira, tantos rezos que engendran mentiras. 

No creo que Jesús naciera el 25 de diciembre, no concuerdan muchas cosas, muchos datos, aunque eso es lo de menos. Me quedo con su mensaje.  No creo que Jesús no se casara. Jesús elevó a la mujer al rango de igualdad con el hombre.

Me da igual que Jesús muriera a los 41 o 45 años en vez de los 33. No creo que Jesús resucitara (Con la boca chica... aquí más bien, desconfío) Sólo fue un hombre bueno. Un modelo a seguir, quizás pero no sobrehumano... ¿o si? bueno, tengo mis dudas.

No creo en el Infierno. 

Sí creo en Jesús, en su existencia. En Juan el Bautista. Me da igual cuál fuera el verdadero Mesías o si fueron varios. 

Intento hablar poco sobre estos temas, porque cada persona es un mundo aparte y hay muchas que se creen que poseen la verdad, porque se la inculcaron de pequeñas y con eso se quedan tan felices o se enfadan de sobremanera cuando alguien piensa diferente.

Soy curiosa, buscadora de la verdad, no me quedo con lo que me quieran vender, así como así. Soy escéptica en muchos aspectos. Respeto las opiniones de la gente. Creo en que somos seres imperfectos, que de los errores aprendemos. 

Creo en el amor. No creo en las guerras. No creo que el hombre tenga derecho a matar a su semejante, esto sí que debería ser sagrado. Creo que las diferentes religiones no dejan avanzar a la humanidad. La Iglesia nos quiere hacer un lavado de cerebro, pero con tantas mentiras, no se como estamos aún tan ciegos. Insultan nuestra inteligencia. 

Me da vergüenza ajena cuando leo lo que hicieron en América los misioneros españoles, la imposición de una religión, porque según ellos eran salvajes. Todas las violaciones y muertes en nombre de Dios. 

Me dan vergüenza las matanzas de la Inquisición. Los que veían a la mujer como enemigo y toda mujer buen pensante que se saliera del tiesto, era quemada viva. Las acusaciones por herejía. Las guerras entre moros y cristianos… tanta y tantas muertes en balde.  

La Iglesia tiene demasiado poder, demasiados campos oscuros y ocultos, que nos controlan más de lo que creemos. Iglesia plagada de asesinos, de corruptos pero también de personas con verdadera fe, que sí han dado su vida por los demás. Aquí como en botica hay de todo. 

Creo  que todo es como una cadena, que nuestras acciones son como un boomerang, lo que siembres, recogerás, tus pasos, tus acciones serán determinantes para tu paz interna. El mensaje de Jesús es más limpio, más sencillo, más lleno de buenas intenciones, de luz…  Me creo espiritual, pero no religiosa.

Quizás me siento algo más inclinada por el equilibrio, el ying-yang, la paz interior, el respeto hacía el prójimo, hacía los animales, hacía la naturaleza, al ser parte de ella…   

Creo  que debemos  ayudar a las personas, en la medida que podamos de forma generosa, aunque sea sólo con escucharlas, mostrarles nuestro apoyo, nuestro cariño. Respetándonos, no poner la zancadilla a la primera de cambio.

Prometí que con calma haría una reflexión y aquí sin pararme mucho a pensar sólo a transcribir lo que en ese momento pensaba, la hago. Así que, promesa cumplida.      

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mudando la piel… acostumbrándome a la nueva.

Mudando la piel… acostumbrándome a la nueva.

Inauguro el año haciendo balance interno como una de esas malas digestiones, que a veces,  te hace recordar la última comida, como el año que acabamos de comernos.

Todo no fue malo. Claro que no. Sólo es mi visión de hoy… se que en cuanto cambie mi posición, la perspectiva cambiará a la vez.

Ha sido un mal año para el mundo, lleno de calamidades, catástrofes, pero también sucedieron cosas buenas, claro que sí.

Nuevos propósitos, que me hace recordar los que hice el año pasado, que no cumplí.

Algunos sí, los que pude o los que potencié para que sucediera.

Las cosas son así, porque las buscamos, damos pie a ello, nuestras decisiones, actos o quizás suerte hacen que sean así y no de otra manera.

La suerte soy yo, tú, él… los demás. La suerte está ahí, pero habrá que salir a buscarla.

Propósito de enmienda, buenos propósitos, nuevos propósitos…

No diré entonces lo de “me propongo firmemente cumplir mis propósitos”, sólo que lo intentaré, pondré de mi parte. 

Este año mi palabra será: 

APRENDER.

Aprenderé, pues. En ese verbo  englobo mis propósitos. Comienzan los retos.
Arriba, los objetivos. Vamos allá.

Queriendo_te

Queriendo_te

Te quiero,  aunque guarde silencio

Te amo,  aunque no me atreva a decírtelo

Te pienso,  aunque no estés

Te añoro,  aunque estés

Te sonrío,  aunque no me mires...

Ámame

Frio

Frio

Hace frio fuera

lo empiezo a notar

me está traspasando

pero lo intento alejar

 

Mi fuego se está apagando

no me quedan brasas, ya

si me hiela el alma

¿ya todo me dará igual?

Yo me entiendo


pintame un sueño

Las cinco. Ya queda una hora menos. Cumple de papá. Un beso y una sonrisa. Mañana más. Le haremos una fiesta sorpresa, eso espero, pero se va a Albacete y luego a Ciudad Real. No llegará a tiempo, si se para, se lo vamos a tener que decir y ya no será lo mismo. Necesito un café con un donuts, pero pediré un te con limón. 20, 22, no 23 asientos contables, no está mal, pero no me cunde. Mandar el fax al abogado. Preparar la cuenta de Saturio. No me concentro. El cuatro por ciento. Llamar a Villaba el lunes, por si quiere los dos trailers pero de otra y a una menos.

Llamar a la confitería, tarta para 4 x 3, más 2 x 3= 18, no 17 que tiene azúcar. Quiero escribir. Me ha dicho: Feliz finde Mary… lo mismo te deseo Domingo, pásalo bien con tu gente. Tu gente. Tú. Termino y me voy. Prefiero escuchar tu voz, antes de ver el sol, prefiero tu voz ¡La la lá! ... ¡Tu voz! Qué bonito.

¿Cómo me reflejo?

¿Cómo me reflejo? Me preguntaba ¿qué imagen doy? no me refiero a cómo yo me veo, que ni lo se a ciencia cierta, sino ¿Cómo creerán que soy? ¿De verdad soy transparente? ¿Me conocéis? ¿Tengo una manera de expresarme, como si fuera mi sello personal? ¿Os daréis cuenta si cambio de nick o si sin verlo sabéis cuando os comento que soy yo? ¿Notaréis mi huella? ¿Presumida? ¿Dramática? ¿Egocéntrica? ¿Vanidosa? ¿Confiada? ¿Pesada? ¿Ilusa? ¿Podría dejar de serlo?

Mi hermana dice que soy muy expresiva y mis ojos y mis manos hablan, pero aquí… no lo veis o ¿si?

Sólo me preguntaba, quizás sólo sea una preguntona de la vida, una curiosa, que le gustaría saber lo que no sabe, porque siente que no sabe casi nada, que el mundo le es desconocido y quiere participar de alguna manera.

¿Sabe alguien que hay dentro de mi corazón? ¿Qué siento? ¿Qué pienso? ¿Sentirá alguien mi muerte? ¿Se notará que he vivido? ¿Qué he arañado la vida? ¿De qué servirá que lo sientan si ya no estoy? Y si sigo estando ¿me importa a mí lo que mi imagen pueda reflejar?...

Pues sí, que me importa o ¿no? si mi importa puede que trate de engañar, para gustar, porque a mi me gusta gustar, no se muy bien la razón, pero también me gusta ser como soy y quiero ser autentica y que los demás respeten mi espacio, como yo respeto el de los demás, al menos eso trato.

¿Qué impresión causo? No quiero cumplidos, ni que me regaléis el oído, sólo lo que realmente pensáis, si es que tenéis alguna opinión mía, claro.
Quizás me ayude a conocerme.
Sólo me preguntaba y os preguntaba…

¡No quiero ir a trabajar

19d6422financiamientop

¡No quiero ir a trabajar!
¡No quiero ir a trabajar!

Pues eso, que mañana regresaré a trabajar y aunque mi cuerpo se puso en huelga y hasta tengo una infección de oídos, de caballo, con media cara algo inflamada, pues que... mañana iré a trabajar.
Mi coche no arranca (el motor de arranque, que estaba muy bien de vacaciones, vamos, como para que ahora venga yo y lo arranque) pero no importa, porque mi hermana se ofreció amablemente a venir a recogerme.

Regresé de mis vacaciones, el martes por la noche. Desde entonces, tengo insomnio (como ahora, verás mañana que carita más despejada voy a tener) y hasta gastroenteritis he padecido. Mi cuerpo no es tonto,no; sabe que vinimos y no se conforma, pero es lo que hay.

Otra vez lo mismo y más de lo mismo, es lo que tiene ser una currante con trampas para dar y regalar.

Que sí, que a lo mejor me quejo de vicio. Vale, muy bien, pero es lo que siento. Podría mentir y aparentar ser más madura en ese aspecto, pero sólo hablo en alto, para mí y a mí no me gusta mentirme y la verdad me dice que esta vida es una lucha constante, que para pagar hay que trabajar, que el dinero no te viene volando del cielo.

Maldito “parné”, asqueroso dinero que ha hecho que tuviera las vacaciones más maravillosas de mi vida y ha hecho que al fin conociera amigos que sin ese maldito y asqueroso metal o papel no hubiera podido realizar uno de mis sueños.

Vale, ya me voy animando, trabajar no es tan malo. Aguantar a un “quemasangre” pegado a mí, todo el santo día, buscando mis fallos, no está tan mal. Total el tiempo va pasando y mi mente me dice: Sólo es un trabajo que te permite realizar tu vida como tú quieres.

En fin, me voy a la camita, a engendrar más sueños y mientras los fabrico se hará de día y me iré a trabajar, pero no pasará nada del otro mundo. Actuaré como una trabajadora más, que sólo cumple con su trabajo, que sólo le sirve para ganarse las habichuelas y ya está.

... y ya está.
... y ya está.

Pero no quiero ir a trabajar, que conste.
No quiero.
No.

Cuenta la leyenda que antes de que la humanidad existiera, los duendes se reunieron para hacer una travesura.
Uno de ellos dijo:

- Pronto serán creados los humanos. No es justo que tengan tantas virtudes y posibilidades. Deberíamos hacer algo para que les sea más difícil seguir adelante. Llenémoslos de vicios y de defectos; eso los destruirá.

El más anciano de los duendes dijo:
- Está previsto que tengan defectos y dobleces, pero sólo servirá para hacerlos más completos. Creo que debemos privarlos de algo que les haga vivir cada día con un desafío.

Un joven y astuto duende comentó.
- Deberíamos quitarles algo que sea importante… pero, ¿qué?
El viejo duende exclamó:

- Ya sé! Quitémosle la llave de la felicidad.
- ¡Excelente idea!- gritaron los duendes.
El viejo duende siguió:

- El problema va a ser dónde esconderla para que no puedan encontrarla.

El primero de ellos tomó la palabra:

- Escondámosla al fondo del mar.
- No, recuerda que tienen curiosidad; algún día, construirán un aparato para poder bajar y entonces la encontrarán fácilmente.
- Escondámosla en otro planeta…
A lo cual los otros dijeron:

- No recuerda su inteligencia, un día construirán una nave en la que puedan viajar a otros planetas y entonces la destruirán.

Un duende viejo, que había permanecido en silencio, escuchando las propuestas de los demás, se puso de pie en el centro y dijo:
- ¡Sé dónde ponerla para que no la descubran!
Todos asombrados, preguntaron al unísono:

- ¿Dónde?
El duende respondió:

- La esconderemos dentro de ellos mismos… muy, muy cerca de su corazón.

(Un texto-cuento- de Jorge Bucay extraído de su libro "Cuentos para pensar")

Nos tiramos la vida buscándola y quizás esté más cerca y sea más fácil de encontrarla de lo que creemos. O... ¿no?

¿Dónde andará?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Una piedra en el camino

Una piedra en el camino Hay días que no deberían de contar, pero que cuentan para los restos de tus próximos días y que aunque pretendas olvidar, quedarán almacenados en tu memoria y harán que tus actuaciones, tus miras, cambien para siempre.

Hay días que sientes que alguna arruga se instaló en tu rostro, una cana delatora, que registra que envejeciste de pronto, porque sabes que la tristeza es su amiga y se instalará en tu corazón, aunque lo llenes de flores.

Corazón lleno de flores... ¡Qué tontería! Ahora no estás en esos días en los que te gusta adornar palabras, ni tan siquiera deseas utilizarlas, sólo callar... el silencio ayuda a disipar dolores del alma, a aceptar que la vida está hecha de muchas cosas y que no todo es de color de rosa, aunque sabes que nunca lo fue...

Hay días que quisieras cambiar, ¡Si pudieras dar marcha atrás!... entonces, hubieras quitado esa piedra del medio y así nadie trompearía con ella... aunque sabes que las piedras están ahí para tropezar una y otra vez, que si ésta vez tú no caes, caerán otros que no sintieron aún el dolor de ninguna caída, pero esa caída, te duele mucho más que si hubieras sido tú quien cayera. Es un dolor de entrañas, en la que no puedes hacer nada, sino esperar y aceptar que después de esa caída, mirará de otra manera y estará más alerta para no volver a caer. Lecciones de esta vida, eso dicen.

Llenaría la página de palabras hirientes, arremetería con esta sociedad absurda que hace parecer al inocente, culpable y viceversa.
Mentiras y mentirosos, maleducados que creen que aún estamos en tiempo de antaño, pero callo y espero con las uñas a medio sacar. Es mejor, por ahora callar.

Agachado

Hay días como el día de ayer, que quisiera quitar del calendario, pero como no puedo, pasaré página en silencio.

Me siento viva

Me siento viva MUERE LENTAMENTE.

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su
vestimenta
o bien no conversa con quien no
conoce.
Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran los corazones
destrozados.
Muere lentamente
quien no gira el volante cuando esta infeliz
con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos...
¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!

¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!

(Pablo Neruda)

Nota: El año pasado se cumplió el centenario de su nacimiento. El 23 de septiembre murió Pablo Neruda en la clínica Santa María, en Santiago de Chile. Me gustaría visitar en mi viaje a Chile (queda ya muy pocas semanas) su casa museo, quizás con la esperanza de encontrar aún algo de su energía, que como él decía:

“... la poesía continuará viviendo cuando yo sea sólo un pequeño recuerdo en el luminoso camino de Chile"

abriendoalas9 copiaabriendoalas"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres