Blogia
MaRioSe.Compartiendo Sueños.

Cuenta la leyenda que antes de que la humanidad existiera, los duendes se reunieron para hacer una travesura.
Uno de ellos dijo:

- Pronto serán creados los humanos. No es justo que tengan tantas virtudes y posibilidades. Deberíamos hacer algo para que les sea más difícil seguir adelante. Llenémoslos de vicios y de defectos; eso los destruirá.

El más anciano de los duendes dijo:
- Está previsto que tengan defectos y dobleces, pero sólo servirá para hacerlos más completos. Creo que debemos privarlos de algo que les haga vivir cada día con un desafío.

Un joven y astuto duende comentó.
- Deberíamos quitarles algo que sea importante… pero, ¿qué?
El viejo duende exclamó:

- Ya sé! Quitémosle la llave de la felicidad.
- ¡Excelente idea!- gritaron los duendes.
El viejo duende siguió:

- El problema va a ser dónde esconderla para que no puedan encontrarla.

El primero de ellos tomó la palabra:

- Escondámosla al fondo del mar.
- No, recuerda que tienen curiosidad; algún día, construirán un aparato para poder bajar y entonces la encontrarán fácilmente.
- Escondámosla en otro planeta…
A lo cual los otros dijeron:

- No recuerda su inteligencia, un día construirán una nave en la que puedan viajar a otros planetas y entonces la destruirán.

Un duende viejo, que había permanecido en silencio, escuchando las propuestas de los demás, se puso de pie en el centro y dijo:
- ¡Sé dónde ponerla para que no la descubran!
Todos asombrados, preguntaron al unísono:

- ¿Dónde?
El duende respondió:

- La esconderemos dentro de ellos mismos… muy, muy cerca de su corazón.

(Un texto-cuento- de Jorge Bucay extraído de su libro "Cuentos para pensar")

Nos tiramos la vida buscándola y quizás esté más cerca y sea más fácil de encontrarla de lo que creemos. O... ¿no?

¿Dónde andará?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Eros -

La verdad esta muy lindo el cuento que razón que tiene, nos matamos buscándola y a lo mejor la tenemos tan cerca si!!. Pero peor es haber sido tan afortunado/a en encontrarla y no haberla sabido aprovechar...
Chau Saludos.

Onice -

...Y cuando la descubrimos es demasiado tarde...porque el miedo a perderla hace que nuestra vida vuelva a estar a la deriva.
"No somos conscientes de lo que tenemos, hasta que lo perdemos"

carlitosreina -

Y entonces llegaron las operaciones a corazón abierto, con la excusa de ayudar a los demás, cuando en verdad pensaban en encontrar la llave (del prójimo) dichosa y caprichosa. De camino le salvaron la vida a unos pocos, pero eso es otra historia.

¡Bucay Selección!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres