Blogia
MaRioSe.Compartiendo Sueños.

Poemas

VEN

VEN
Ven, pasa
Sé que estás ahí.
Noto tu presencia
Te huelo
Sé que me observas
Que me buscas,
en mis palabras
Pero, ya no estoy allí
Sigo avanzando…

No te escondas
Me quema tu mirada
Ven, sumérgete
Entra dentro
de mis aguas
Y nada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

ECO DE MIS SILENCIOS

ECO DE MIS SILENCIOS

Todo me parece tan surrealista,
como un lejano sueño
que nunca tocó la realidad
efímero e irreal.

Quiero llenar este silencio
que me ahoga, que me oprime
No tengo derecho a reclamar
ni a exigirte nada, mi amor .

Destrenzo tus palabras
después de subir y gatear
por mi muro de dudas
cuando me llamas y me dejas

Tú que estás, sin estar
que habitas en mis frases no dichas,
en el eco de mis silencios
en el hueco de mis espacios

Si tú no me ofreciste promesas
ni creaste necesidades y ataduras
Para qué hablar sin palabras
si tienes sordo el corazón

MICROCUENTOS QUE ME GUSTAN (2)

MICROCUENTOS QUE ME GUSTAN (2) (Mis agradecimientos a Trini Reina , con "Fuego" Entre Líneas , con "Píntame un sueño" y Elixir , con "Entre velas", que amablemente me dejaron que publicara sus microrelatos (microcuentos) para así compartirlos con ustedes. Todo un honor. Agradecer a Ahora_también , por enseñarme minuciosamente cómo poder bajarme más de una fotografía en blogia, que aún no había aprendido y ya era hora de hacerlo, resultándome más fácil de lo que creía. Aunque todavía tengo mucho que aprender al respecto. Muchas gracias a todos )

FUEGO.
FUEGO QUE HABLA
(La fotografía la realizó Nerea)

Érase un fuego siempre prendido pero circundado por una verja de piedras. Un día, una potente sombra pateó con fuerza la cerca conmoviendo a los recios pedruscos que se desmembraron uno a uno. En aquel momento el fuego escapó sin control, desbocado, incinerando en su liberación todo con lo que topaba. Y, desde entonces, es perpetuamente ardiente y libre.
(Trini Reina)

PÍNTAME UN SUEÑO.
Píntame un sueño

Querías pintar tu sueño,
“naturaleza salvaje” sobre mi piel, dijiste
Te dejo hacerlo realidad a cambio de que pintes el mío.
Tu autorretrato.
(Entre Líneas)

ENTRE VELAS.
velas
Una delicada caricia se derramó desde el cielo cayendo sobre tu espalda desnuda, haciendo que sintieras, en lo más profundo del sueño un eterno estremecimiento. Al despertar, supiste que un ángel estuvo aquella noche contigo, amándote.
A esa misma hora, en ese preciso instante, me dormí pidiendo a Dios un deseo: “hazme ángel de la noche para poder volar hasta el amor que siempre busqué”.
Hoy, al atardecer, entré en una iglesia solitaria a dar gracias por el sueño que se me había concedido. Tome una vela, y con su tenue llama hundí mi mirada en las penumbras; al volverme, vi tu rostro iluminado por otra vela, mirándome.
Entonces comprendimos que a veces se ama en la distancia, incluso sin conocerse.
Los milagros... existen.
(Elixir)
* * *

Míos:

¿MUERTA?

Creía que estaba muerta, porque no me dolía nada. Pero en los que creía que sería mis últimos segundos de vida, oí como la voz de la enfermera decía:
Al fin los tranquilizantes, cumplieron con su cometido.

* * * * *

MAMÁ.

¿Mamá?, “mamá”, ¡mamá! ¿Mami? mamita, mamá, mamá mamá; mamá, mamá. ¿Mamá mamá mamá? Mamá (mamá mamá mamá). Mamá, mami, mamá:

Mamá.

* * * * *

LA VIEJA ESCOBA.

Paseaba cansada sobre La piel de la nostalgia, que era la única calle de aquella vieja y sucia aldea, cuando sus ojos reposaron en lo que parecía una herrumbrosa escoba. Se acercó a ella, reconociéndola al instante. Al fin se volvieron a encontrar, pensó la nostálgica anciana. Una niña que jugaba cerca, al verlas juntas, le dijo, sin pensar: Súbase a ella y vuele. La anciana, recordando y obedeciendo sus instintos y a la niña, subió, voló y desapareció.

* * * * *

LA NADA

LA NADA Podía ser un mal sueño,
donde habite la confusión
y el silencio.

Donde el mundo,
se haya parado
y escuche el vacío,
del tiempo.

Donde mi alma caliente,
de dolor
se despega del cuerpo
agarrado,
entre hierros.

Donde se instale el dolor
como intruso incómodo
cruel como este estruendo.

Pero me llama la muerte,
se calla la vida,
cortándome el hilo
que a ella me ataba

Podía ser un mal sueño,
donde habite la confusión
y el silencio.

P.D: Lo escribí el fatídico 11-M, me sentí (nos sentimos) como si todos hubieramos muerto (accidentados, malheridos) un poquito, porque parte de nosotros murió aquel horrible día. Participé con él, en un proyecto de la UNESCO, un ciber-libro como recuerdo a las víctimas. Quise compartirlo con ustedes, mis amig@s.

SINDROME DE TRISTEZA

SINDROME DE TRISTEZA Vacío, oscuridad, nada. Pasará, pero no ahora. Ahora ahoga, ausencia de sonrisas enmascaradas, de felicidad ida.

Sin causa o con ella, nada le importa. Ni ella.

Soledad, sabe que no tiene derecho a estar triste. Pero no tiene derecho, no tiene nada. Se siente autista, mira sin mirar, vive sin vivir.

No huele, no siente. Sentir sí, tristeza.

- ¿Qué es eso?
- Es nada.
- ¿Nada? Eso es mucho, menos que nada.
- ¿Por qué?
- Por nada.

Llora sin lagrimas, ya no tiene. Llora por dentro. Piensa:

- ¿Estaré muerta? Muerta soñando que vivo sin vivir.
- Lo tienes todo, tendrías que estar feliz, agradecida, pero no te das cuenta. Cuéntame ¿qué tienes, que sientes?

- Un vacío vacuo. Un hueco en el alma.
- ¿Por qué? ¿Te hicieron daño?
- Ahora no me hables Conciencia, no me mires siquiera, que escupo como las llamas.
- Esperaré, esperaré a mañana y si no ha pasado, ha pasado mañana.

Cardenales verdes, morados, amarillos; daño, dolor, pesadumbre, tormento, suplicio, angustia, tortura.

-¿Qué quieres Soledad?
- Chillar, pero me ahogo. Quiero llorar, pero estoy seca. Lloro por dentro y me consumo.

Cárcel, rejas, alas rotas, cortadas, pero ya no tiene ganas de volar. ¿Para qué? Llueve y se mojarían. Y no quiere mojarse, quieres dejarlas donde están en el baúl guardadas, oliendo a naftalina.

- Me caigo.
- Levántate, yo te cojo.
- No puedo.
- Puedes. ¡Arriba, vamos!
- Voy. Pero dame tu mano.
- Tómala
- No siento.
- Sentirás.

(No lo acabo de escribir, incluso al leerlo recordé que cuando lo hice padecía una pequeña depresión y opté por indagar en ella, enfrentándome con mis propios sentimientos, a mis miedos para vencerlos... pero hay momentos que vuelvo a estar inexplicablemente, muy triste. No se si las hormonas realmente tienen algo que ver, pero algo de eso supongo que hay tambien...Quise hablar a solas con mi soledad, con mi conciencia, con mi alma y ella me ayudó a levantar mi ánimo. Alguién me dijo que entrego tanto de mí, que me quedo vacia, pero son breves momentos, unas horas, máximo un día o dos, aunque cuando ocurre me parezcan una eternidad, lo justo para recobrar la sonrisa y otra vez seguir caminando.)

VIENES Y VAS.

VIENES Y VAS. Tu sombra vaga eternamente,
sobre mi almohada húmeda,
desierta de caricias,
vestida de silencios.

No comprendo tus dudas,
vienes y vas,
retrocedes, te acercas,
quieres y desquieres.

Atas tu misterio a tu cintura
no te conozco, no sé quién eres
me arrastras a tu locura
pero aquí estoy si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Bochorno en el alma

Bochorno en el alma Hace un bochorno que lamenta,
ese calor de miel,
que mi piel experimenta,
con un sudor que se queda
en el estío de mi cuerpo, ahogándose

Enciende mi corazón herido
en horas sin tiempo,
en momentos abandonados,
en ventanas cerradas por el viento
extiende mi alma
sin llegar a ver su luz.

Quisiera ser una simple hoja de un árbol,
sentirme desnuda
dejando el tiempo pasar,
que mis ropas caigan
como simples pétalos de una flor.

Sentirme paloma y volar
abrir mis alas y perderme
en la bruma de tu mar.

Tu piel

Tu piel Tu cuerpo repleto de avenidas
mientras transito por él
voy construyendo mis sueños
inundando con tu mapa, mi orografía

Paseo por tu piel
buscándote tu paisaje
buscándome en tus latidos
encontrándome en tí
bebo de tu piel
sedienta de tus manos,
tus dedos, mi oasis.

Unes tus músculos
a mi geografía
mitigando su sed
encontrando, mi miel.

Enciendes mi pasión
con tu lengua
vestida de entrega
como luz entre tinieblas
como pulso encandilado de fuego
como piel incontenida
que explota
creando nuestro territorio
Nuestro orgasmo.

A Córdoba.

A Córdoba. Córdoba cristiana y mora,
con aroma de albahaca,
de rosas y claveles
y el Guadalquivir te baña.

Córdoba flor de amapola,
de azahares y romero,
suspiros de amanecer
y olor a jara y orégano.

Córdoba de mis amores,
de mi pasión y alegría,
flor fragante entre las flores
y reina de Andalucía.

Es noble en sus sentimientos,
grande en su sabiduría,
madre del arte flamenco,
y San Rafael te guía.

(Juan Díaz Heredia)
Poema extraído de su libro: “Mis sentimientos”.

Ayer sábado fue la presentación de su libro. Se le cumplió su sueño, a Juan “pequeño”, como lo conocen en su pueblo. Un hombre grande, muy grande.
El pueblo de Montemayor (en Córdoba) homenajeó a uno de sus más apasionados hijos. Tuve el honor de asistir al evento. Fue entrañable e inolvidable. Luego os contaré los detalles. De momento os traigo una muestra de su poesía.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

VEN.

VEN. Ven, pasa
Sé que estás ahí.
Noto tu presencia
Te huelo
Sé que me observas
Que me buscas,
en mis palabras
Pero, ya no estoy allí
Sigo avanzando…

No te escondas
Me quema tu mirada
Ven, sumérgete
Entra dentro
de mis aguas
Y nada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres