Blogia
MaRioSe.Compartiendo Sueños.

HIJOS QUE CRECEN

HIJOS QUE CRECEN Acaba de llegar mi hijo mayor de la playa acompañado de la novia, vienen cansados, con la hora justa porque dentro de un rato les toca trabajar. Qué aguante tienen estos chicos… estoy feliz porque regresaron sanos y salvo, eso es lo importante. Por mí no los dejaba que se fueran, los ataba a la pata de una silla… pero no sería y en el fondo no quiero hacerlo, no son míos, no son nuestros, aunque creamos que los hijos nos pertenecen...

El pequeño cuando mañana salga de trabajar, empezará sus vacaciones, cogerá sus “bártulos” y marchará de donde vino su hermano y cuñada: del apartamento que alquiló una de mis hermanas, su madrina. Ella acaba de llamarme preocupada por si el mayor llegó bien, y si sabía a qué hora llegaría el otro...

Estos niños me han salido unos viajeros de primera y nos tienen siempre con el corazón en un puño, pero… no se lo digáis ¿si? Que ellos no lo sepan, no es necesario. Que disfruten, que vivan, que eso es lo que se llevarán, para eso trabajan como dos hombres, no les puedo negar, como me negaba a mí mi padre cualquier salida fuera de lugar (según ellos) ya pasó el tiempo de negarles salir porque aún eran pequeños para volver tarde a casa… ahora ya son mayores de edad, pueden decidir quedarse en casa, salir, viajar… no le negamos sus decisiones. Las respetamos, les pedimos que tengan cuidado, nos tienen informados cuando no van a regresar a casa y poco más.
Siempre te queda la pregunta de si lo estaremos haciendo bien.

Pero son sensatos, gente sana, con las que se puede dialogar, como dos adultos, sin voces, con mucho cariño.
La novia es muy “salᔠse que por ella (bueno supongo, me imagino) me trajeron de regalo un perfume de Joaquín Cortés, la que viene con una camiseta de regalo y también me trajeron una cadenita de esas para el tobillo. Ella le ha dado tranquilidad, estabilidad, le hace mucho bien y me alegro por él. Hacen buena pareja.
Esta noche cuando terminen de trabajar los dos (tienen el mismo turno) regresarán de madrugada y se quedaran en casa a dormir y mañana compartirán la mañana juntos en casa solos y eso se me hace extraño. No me molesta, para nada, pero como algo nuevo, que hay que acostumbrarse supongo, que otra persona de fuera, vaya formando parte de tu familia… lo mismo que mi hijo cuando va a casa de ella y se queda a dormir, aunque sea distinto porque actualmente vive casi siempre sola o con alguna hermana, al vivir en verano sus padres en el campo.

Me suena extraño todo esto, como si realmente no me estuviera sucediendo a mí. Yo dejando a mi hijo a solas con su novia, dejando que compartan dormitorio... pero las apariencias engañan, porque detrás de esta "normalidad" hubo muchas conversaciones al respecto, sin tapujos, intentando hablar a una persona, no a un hijo (pero desde la postura de padres, por supuesto, lo que quiero decir sin obligar, sino con dialogo. Por eso ahora es más fácil, porque lo hicimos así y reconozco que al principio nos costó entenderlo de ese modo)

Son solos pensamientos que me vienen a diario y hoy quise compartir, así como hablando para mí bajito sin que nadie me oiga, para reflexionar un poquito, para conversar conmigo misma…Tengo esa sensación extraña de sentirme rara al ver lo mayores que se hacen y piensas: ¿cuándo crecieron?

Dicen que no me pegan tener unos hijos tan mayores y se extrañan cuando les hablo de ellos… no sé hasta cuando me seguirá pasando esto, siempre me ocurrió, para mí es algo que no tiene importancia, me lo tomo como anécdota, estoy acostumbrada a que me pregunten… : “entonces te casaste muy joven ¿no? Sí, muy joven, una nena… y me miran pensando: “embarazada” pero no lo suelen decir...
Pero ¿saben? Me siento feliz de verlos cerca, eso es lo que verdaderamente me importa, con su buen talante, con su energía, tan responsables, sabiendo lo que quieren, pero a la vez el miedo me acompaña, supongo que tendré que aceptar su compañía, saber que forma parte de mí, que es natural como la vida misma, porque nuestros retoños siempre nos tendrán así preocupados, pasen los años que pasen, aunque lo queramos disimular para no crearles malestar...

Esas cosas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

dragonfly -

Aissss es un post muy de madre, precioso, me ha emocionado. Aisss ya no se ni que iba a decir, supongo que mi madre pensará cosas parecidas de mi y de mis hermanas.... crecemos, más preocupaciones, pero siempre orgullosisima de nosotros...
Aisss. Siempre preocupado por nosotros, el trabajo, la carrera todo....
Muchos besos para ti y para todas las madres...
Besitos :P

Antonio Javier -

He visto tu comentario en 20 Minutos, solo decirte que no puedes participar ya con tu blog en el concurso porque el plazo de inscripción finalizó hace meses, si revisas comentarios anteriores en el artículo verás que es así.

Un saludo y felcidades por tu blog!

gabriela -

Tus hijos no son tus hijos, son los hijos de la vida, deseosa de sí misma.
Vienen a través de ti, pero no vienen de ti. Y aunque están contigo no te pertenecen.

Puedes darles tu amor, pero no tus pensamientos. Porque ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes albergar y cuidar sus cuerpos, pero no sus almas.

Porque sus almas habitan en la casa del mañana, que tu no puedes visitar ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos, pero no busques hacerlos iguales a ti. Porque la vida no retrocede ni se entretiene con el ayer.

Ustedes son el arco en el que vuestros hijos, como flechas vivientes, son impulsados hacia adelante.

Dejad, alegremente, que la mano del Arquero nos doblegue y lance la flecha hacia el infinito.

Porque, así como él ama la flecha que vuela, así ama también el arco, que es estable.
Khalil Gibran

marrakech -

Da gusto ver como compaginas tu talante maternal y protector con tu época actual, con tu visión de amiga y consejera para tus hijos. Tu postura cercana a la vida que ahora les toca es lógico que se te haga rara cuando aún siendo mayores tu los sigas viendo niños. Pero da gusto ya te digo, que confíes y les des la libertad que reclaman, son mayores, trabajan, se complementan, comprenden y ayudan. Tu a lo que estás, a ser cómplice, no estorbo a intentar que sean felices... nada más. Un beso mami, lo haces tan bien.

buho -

Serán una hipoteca de sentimientos hacia los padres siempre. Por mucho que crezcan, los sentimos nuestros, en el fondo son esos cambios que no queremos aceptar. Que van hacia adelante, que tienen que vivir su vida, y que ahora viven un momento que nosotros ya pasamos y dejamos atrás. En el fondo no queremos que cometan los errores que cometimos nosotros, pero eso nos puede obligar a no dejarlos crecer, como lo que son, seres únicos e irrepetibles y con todo el derecho a cometer sus propios errores.

Besos

carlitosreina-queeneres? -

Para Trini: me parece muy razonable tu comentario, y tu malestar por la situacíón, pero también debemos recordar que cada uno debe andar su camino, por equivocado que esté. Lo mejor que se puede hacer en esos casos (creo yo), es hacer un análisis completamente objetivo, racional, lógico,... con tus hijos. Y que ellos vean el panorama global, y decidan.
De todas formas, no hay nada seguro en esta vida. A Seguro lo mataron. No pasa nada si se compran algo ahora. Si no arraiga su relación, pues a repartir a medias y aquí paz y después gloria (fuertes). A Seguro lo mataron.
Saludos desde mi cristal (escribe normal, bic naranja...)

Trini -

Al fin hiciste el Post de los hijos. Yo ahora, mejor no escribo nada, estoy que trino, trina la Trini, parece un trabalenguas jajajaja.
Mi nuera vive en casa practicamente y no me importa no es por eso que trino, sino porque están mirando piso sin tener un euro ahorrado y con 20 años de edad, no me revelo a que se independicen saldría yo beneficiada, al quitarme trabajo, pero hipotecarse hasta los 50 años no me parece normal con una relación tan reciente. En fin que independencia pero con sapiencia...

Ellos allá pero me están dando el verano como si con la caló no fuese suficiente.

Besos mil guapisima

eros -

La frescura de tus líneas nunca me harían afirmar que detras de ellas hay una mujer con hijos mayores... la mezcla de esa frescura no exenta de madurez es una combinación ganadora.

felicidades y besos

Eros

carlitosqueen -

Me parece TAN importante el primer párrafo... He sentido el corazón latir (un poco cursi, sí, pero es lo que pasa antes de las vacaciones (por decir algo)). Los hijos no son nuestros hijos. No nos pertenecen. Tener esa visión de la independencia de los individuos, por mucho que los hayamos parido o contribuido a su genética,... es muuuuy difícil (pienso yo), pero a la vez es un "estadio de la persona" muy elevado... Muy maduro, muy...¿racional? :D Porque amar es racional, ¿no? y hay que luchar contra los miedos y las preocupaciones, y esas preguntas de ¿le pasará algo? No sería justo para ellos, claro.
Espero acordarme de todo esto, cuando sea padre (o madre), que ya se va acercando el momento... Supongo ;D
Me ha encantado este post-e.

monocamy -

Pues sí: increíble pero cierto: he puesto regenta con J.

Dios..

xDDD

monocamy -

Bueno, siendo cercanos contigo en edad, con respecto a otras familias, es más sencillo entender todo eso.

Cada uno lo gestiona a su antojo, hay gente que no lo permitiría (lo de que duerman juntos y en la propia casa) y hay gente que los animaría.

Ninguna opción me parece incorrecta si es entendida por todos, con la licencia de que no sería necesario que nadie entendiese nada, por supuesto. Bastaría con que quien rejenta la casa no lo permitiese y punto. :P

Sólo has olvidado considerar que una pareja, máxime siendo adolescentes, puede quebrarse de un día para otro y podría haber nuevas caras...

Pero estaría sentada la jurisprudencia de permitir traer a alguien...

:O

:**
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres