Blogia
MaRioSe.Compartiendo Sueños.

¿Cómo es tu cama? ¿Qué guardas debajo de ella?

En este momento escribo estas lineas, cerca de mi cama, cómplice de muchos momentos que dejaron huella en mi alma. Noches de vigilia, de pasión, de susurros, de risas, de proyectos compartidos, de enfados, de reflexión... Pero no siempre dormí en la misma. Podemos hacer una radiografía o un estudio psicológico de nosotros, de nuestro entorno, de nuestra personalidad.
 
Esto me recordó, un poco, a la entrada que hablaba sobre nuestros coches. Quizás alguien se acuerde. Igual pasaría si mostramos lo que llevamos en el interior de nuestros bolsos (Por eso el mío es bien grande y llevo de todo … y por eso , a veces, me duele la espalda tanto…)
Me trajo el recuerdo de la cama que tenía mi abuela, la que nos hizo traer a casa, si queríamos que ella se viniera a vivir con nosotros.

Su cama era muy alta y mullida. No quería colchones modernos, como decía ella. Debajo, me acuerdo que guardaba cajas de zapatos, una escupidera de porcelana (orinal….pufff! qué costumbres!!) Casi se me había olvidado aquello, aunque no recuerdo que se utilizara, quizás sólo tenía que estar allí, porque aquel era su lugar…. Debajo de la cama) y una maleta de cartón verde. Era la maleta del abuelo, aquel muchacho que la dejó, sola ante la vida y con una cría de casi un año, que era mi madre. Su gran y único amor, pero no porque no le salieran pretendientes, que bien guapa era, sino porque ninguno pudo sustituirlo, ninguno le quito la pena que tuvo desde que la guerra se le arrebatara…

Y allí sentados encima de la cama, con una preciosa colcha de crochet, nos embobaba a todos mis hermanos, con sus historias llenas de sueños y recuerdos. Allí junto a ella me quedaba durmiendo, porque en la mía habitaba unos enanitos que me querían llevar con ellos. Enanitos que creía ver en la sombra de mi dormitorio, o cuando mi puerta se movía, así que salía disparada a la cama de mi abuela y ella me contaba que era mi ángel de la guarda, que me custodiaba y él no dejaría que nada enturbiara mis sueños…

Ahora duermo en un canapé, debajo no caben enanos, pero dentro si lo abro, guardo muchos recuerdos, ropas que ya no utilizaré, sabanas y mantas de una cunita, marcos de fotografías, cojines y almohadas…recuerdos y sueños realizados y con espacio para los que aún no realicé.

Me voy a la cama un ratito, aunque sea a cerrar los ojos unos minutos. Hoy estoy algo pachucha, tristoncilla y mi sueño me hace un hueco y me llama. 

. . .

A la noche vendrán invitados. Me hará bien. Parece que juega España, pero eso es lo de menos. La casa se llenará de risas, voces... A mí no me gusta el fútbol, pero precisamente será la excusa para reunirnos y compartir nuestros proyectos, sueños rotos, otros que se van formando...

Más tarde, de madrugada, mis hijos y sus compañeros de capoiera, venidos de diferentes lugares de España y Brasil, actuaran en Maná, una discoteca famosa, de mi ciudad. Si nos animamos, quizás vayamos (pero lo dudo porque como me siente en un sillón empezaré a tener dulces sueños o pesadillas, quién sabe) y veamos el espectáculo, que como siempre, será fuera de serie.

Luego algunos de ellos (cuatro o cinco) vendrán a casa a dormir. Hoy conocí al profesor Piruka (Leonardo) amigo de mis hijos, venido de Sao Paulo (Brasil), durmió en casa, la pasada noche. La casa parece un albergue. A la noche vendrá a dormir chiquit@s del Ferrol...

La cocina llena de olores, conversaciones, encuentros... Mañana es el bautizo de muchos, cambios de cuerda, etc. Estamos invitados, estará digno de ver, pero si soy sincera, quisiera quedarme acurrucadita en la cama y no levantarme hasta el mediodia, como hacía....de pequeña.

... Y pensar que mis planes eran sólo irme con la bici toda la mañana... pero no hay manera de hacer planes, por lo que se ve. Mi hermana me dice, que la culpa la tengo yo, con ser tan buena anfitriona, pero me siento bien, si las personas que vienen a casa se siente a gusto y relajadas... aunque por otra parte, me gustaría aprender a ser un poquito egoista, pensar en mí, que ya es hora.

No he parado en todo el día y encima tuve que ir al trabajo a darle entrada  a un camión esta mañana, pagarle a transportista y bla, bla, bla... Tongue out

Dulces sueños.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Wolffo -

Ostrás, qué pasada.
muy interesante, zí zeñó...

Gracias, nena.

ahora_tambien -

Antes, debajo de la cama, tenía libros. No me cabían en las estanterías. Con los años, la vida, y las mudanzas me he ido quedando sin libros.

Hoy mi cama, no es mi cama. Estoy esperando a mudarme... pronto.

LeeTamargo -

...Me acabas de recordar que no tengo donde guardar algunos regalos para los próximos Reyes Magos; debajo de la cama es el primer lugar donde buscan...
SALUDOS, MARIOSE:
LeeTamargo.-

paloma -

Yo también duermo sobre canapé, así que bajo la cama sólo guardo las pelusas rebeldes que se empeñan en esconderse de la aspiradora.
Espero que ya estés más animada.
Besos

Alma -

Y esq, si las camas hablaran... uff!!!!!, menos mal que noup! :p
Cuídate, besos y un big abra:
Alma;) (f)

buho -

Hola: Mi e-mail es inventado, tú ya lo tienes.
Antes guardaba muchas cosas debajo de la cama. Tenía un canapé. Hace poco la he cambiado y ahora hay un vacío que se llena de polvo y bichitos. Pero se duerme mejor. Por algo es nuevo.
Encima hay mucho más que antes, muchísimo más.
Mi hijo todavía es pequeño así que aún es pronto para sus correrías, pero ya llegará.
Besos

monocamy -

Puesssss... yo no tengo una cama especialmente personalizada, si a eso te refieres... Yo es que duermo en cualquier sitio, bombón. Como casi nunca duermo... ¿de qué voy, luego, a ponerme con remilgos?.

He dormido en el monte, en el coche, en el escenario de una orquesta tocando, en unas escaleras, debajo de la cama, en una ambulancia, en una oficina, en un WC, en el sillón de una discoteca, en la playa, haciendo abdominales, en una iglesia, en una tienda de campaña, en un avión, en el pupitre de clase, en una piscina... buf... yo qué sé...

A mí me basta con que la cama no haga ruido. No por los vecinos, que después de todo, escuchan mis alaridos, sino porque me recuerda a las películas de Alfredo Landa (ñieeec ñieeec ñieeec!) y no me concentro, no me concentro... xD

NO-DO(y)

juaaaaaa

Perlanegra -

Quilla, que vida más liada la tuya, no tienes tiempo para aburrite :P

Debajo de mi cama no hay nada, nunca me gustó guardar cosas ahí, es que soy maniática, siempre me creo que cuando vas a sacar algo o a limpiar, saldrá un bicho, o no sé... soy miedicas y como hay tantas pelis en las que salen muertos debajo de las camas... prefiero que no haya nada y así no lo pienso jajajajaa.

Bonitos recuerdos los tuyos. Espero que haya sido una noche linda y que mañana sea un día genial para ti.

Un besote, presiosa :)

Trini -

Pues como tú bajo mi cama tengo canapé y ahora está lleno de ropa de verano y cuando llegue el calor lo estará de ropa de abrigo. No hay mucho más quizá alguna pelusa de sobra jajajjaja.
Besos y animate

desiree -

Debajo de mi cama escondo de vez en cuando a un amante imaginario¡¡¡¡ aunque ultimamente lo tengo algo olvidado, seguramente tendra alguna pelusa , habra que ir pensando en hacer limpieza, si quieres te lo envio a tu casa, como eres buena anfitriona, quieres? jajaja
besitos guapisima

charlybertario -

Si las camas hablaran..mil y una historia..besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres