Blogia
MaRioSe.Compartiendo Sueños.

Pensaba mientras te miraba...

Pensaba mientras te miraba... Pensaba y pensaba, dándole vueltas a un tema, que vengo observando, desde que tengo uso de razón, cuando conoces a alguien. Pero es ahora cuando caigo en ello.

Al principio crees que es de una manera, por lo general maravillosa. ( Si es que te atrae en alguna medida) Se vende o nos vendemos de maravilla (metiéndonos todos/as en el saco, aunque esto, como en todo, sea una verdad o mentira a medias según se mire).

La primera impresión que tienes de alguien es tan importante, que hace que una persona te caiga bien o no, desde el primer contacto. A partir de ahí, la irás descubriendo como a una tierra nueva, llena de sorpresas, pero esa primera impresión, casi siempre perdurará. Puede que cambie, que pienses que las apariencias no sirven, porque cuando la conoces sabes que al final será un simple pero maravilloso humano...
Con su personalidad, manías, fobias, hobbies, sueños, en definitiva con sus virtudes y defectos, como cualquier hijo/a de vecino/a.

Tienes mucha curiosidad hacía su persona y necesitas saber qué pasado tuvo, a qué dedica su tiempo libre, su entorno familiar, si trabaja, si estudia, que estudios tuvo o qué hizo antes de conocerte. Vamos, que sólo te hace falta mirarle los dientes como se los mirarías a un caballo, por si están sanos o podridos.

Si no somos del todo objetivos, viendo lo que queremos ver, serán sólo virtudes lo que veamos. Porque ya sea amor o amistad, somos miopes sin gafas, nos mentimos a sabiendas que nadie es perfecto (eso sería aburrídisimo) y además si nos gusta es porque la vemos algo diferente al resto o con vibraciones parecidas a la nuestras.

Otras veces nos gusta alguien, porque lo admiramos, lo idolatramos, lo subimos en un pedestal frágil, aunque creamos que se trata de un semidiós perfecto y que desde lo alto no caerá al vacío. Es como si la música estuviera muy alta y nosotros no la oigamos porque tenemos algodones puestos en nuestros oídos y al quitarlos, la música nos hiciera daño, así que nos los volvemos a poner al preferir no oírla, ni tampoco quitarla.

Así que pensaba y pensaba preguntándome si todos tenemos dos caras, una oculta como la Luna, dos personalidades, una enmascarada, embellecida y otra desnuda, más autentica. Dependerá cuál queramos mostrar. Y a quién. De que si el miedo nos aterra, haciendo que mintamos mintiéndonos, mostrando lo que no somos hasta creérnoslos. Dependerá también de si queremos poner un escudo o un muro infranqueable, en el que sólo entren cuando, como y quien queramos. ¿Somos todos mitad ángeles, mitad demonios?

Quizás, ni nosotros mismos nos lleguemos a conocer nunca. O acaso... ¿Sabemos a ciencia cierta, como actuaremos en algunas situaciones extremas o no?. Entonces ¿cómo vamos a poder conocer a los demás?. Sólo veremos lo que queramos ver y lo que nos quieran mostrar. O ¿me equivoco?

Pensaba y pensaba...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

15 comentarios

yesica -

heyyyy...esto esta bn jevy ,alante alante

lidia -

no son mascarazs, son escudos protectores

buho -

Es genial tu artículo. ¿Sabes? Lo que pienso es que según sea nuestro interlocutor ponemos una cara u otra. Y es triste, de verdad, me parece falso. Pero es la realidad, por mucho que me cueste aceptarlo.
Yo lo hago, tú lo haces, lo hacemos todos...
Aceptarse uno mismo es el primer paso para poder aceptar a los demás, el problema es que empezamos por los demás antes que por nosotros, ese es el error.

En fin, me he enfrentado al peor de mis enemigos, yo misma y seguro que me ha valido de mucho. En la vida de los demás no pienso meterme más a no ser que quieran que lo haga.

Besos

Mariose -

Pues de "servidor" nada, porque nos sirve ultimamente azí, azí ;)

Mariose -

Para Victor X X:

Caretas, máscaras, papeles, posturas, poses, maquillajes, disfraces… como método de protección, de aparentar, de mentirnos a nosotros mismos, quizás sea hora de desnudarnos más, pero se tiene mucho miedo, porque alguna gente en cuanto te ve así desprotegida, van a por ti con sus negras garras, pero no se dan cuenta, o sí que el daño que quieren hacer es al menos la mitad que se hacen a sí mismo, bien por envidias o por conflictos internos, inmadurez, celos, etc… pero todo podría ser más fácil, si mos mostrásemos desnudos de alma… ¿no crees?

Entrelineas.....: que no puedo dejarte ningún comentario cagi en la má salá!!

Mariose -

Para Lua: ¡Je je je! Algo así. Intento ser yo misma, pero cada vez me cuesta menos, quizás porque no estoy pendiente de lo que opinen de mí tanto, me voy aceptando, que ya era hora, no puedes gustar a todo el mundo y tampoco se trata de eso ¿no? Mejor gustarse a sí mismo, estar bien en nuestro pellejo y quizás así sin casi darnos cuenta nos verán como somos y al que le aporte algo pues estupendo y al que no… ¿qué se le va a hacer? Besos, preciosa.

=================================

Para Entrelineas:

Esa humanidad, nos hace ser humanamente dispares y en cierto modo casi buscando lo mismo, un poquito de compañía, aceptación, andurrear por este mundo loco que nos tocó.
===========================================

Para monocamy, no tan anónimo:
No soy de una manera determinada, a veces lluvia, a veces sol, otras tormenta o calma esperada. Leona o gata, madre, mujer o niña. A veces yo. Curiosa, dubitativa, buscadora de no se qué. Inquieta, nerviosa o tranquila y silenciosa. Soy sentimiento, fuego, nunca hielo, aunque deje que lo parezca. Lo mismo me acerco, que me alejo. A veces... yo.
;) Besos, angelito :P

monocamy -

Mariose, lo de los problemas para entrar en la página los tenemos todos los usuarios de blogia. Es más bien un problema del servidor de ellos, no depende de lo que pongas en tu página.

Deberíamos organizarnos de algún modo para ponernos en contacto con ellos a ver si pueden solucionarlo, porque el formato de blogia me gusta mucho. Esa sería la única pega que le pongo...

:))

Un bezo, prezumida. :P

Mariose -

Para marrakech:
Pues siempre he pensado eso que has dicho, que somos imprevisibles y no sabemos a ciencia cierta cómo reaccionaremos ante una situación limite, nueva, de peligro, etc.

Para LeeTamargo:
He borrado las fotos de los enlaces, a ver si pesa menos esto. He intentado poner comentarios en varios sitios, pero hoy no he tenido mucha suerte.
Estamos envueltos en apariencias, parece como si actuásemos como quieren los demás que lo hagamos… y no nos damos muchas veces ni cuenta, como si fuéramos muchas personas en una sola, peculiares, diría yo. Besoss

Victor X X -

Creo que sólo tenemos una cara, pero la enmascaramos con distintas caretas que creemos que somos nosotros y que van cambiando con el tiempo, esas caretas son la personalidad.
Un besazo Mariose. :)

monocamy -

Anónimo ni que...

:PPP

Bueno, pero sabías que era yo, no? o aún no me CONOCESSSS?
jiii

este veneno me va a matá un día... :PP

Anónimo -

oye, pues me has pillao :O

Yo soy mitad ángel, mitad demonio.

Trataría de buscar un punto medio, pero es que las mates se me dannnnn regularrr, y es una división muy compleja.

En cambio con las sumas me defiendo. Y como prueba de ello, voy a sumar ahí, en la prueba del turing, a ve si sale o no sale este comentario, je...

Amossss, a mí!!

:)

Un besito, bombón... desconocido. ;)

Entre Líneas -

Somos humanos y, en esa condición, podemos ser capaces de lo mejor y lo peor. Nuestro mundo mortal abarca todas las posibilidades. Besos niña.

lua -

Seducimos valiéndonos de mentiras y pretendemos ser amad@s por nosotr@s mism@s.

Dark kisses

LeeTamargo -

...¿Solamente dos caras? Muchas más, diría yo. Aunque conoces a alguien por otras manifestaciones además del escaparate; el trato es una de ellas y el tiempo el que impone la calidad... Pero sí, ¡tarea de titanes, amiga!
...Por fin puedo entrar en tu blog, Mariose, no sé qué le pasa a Blogia a veces: el tráfico supongo...
OK, SALUDOS: LeeTamargo.-

marrakech -

Eso es, no nos conocemos ni nosotros mismos, no sabemos como reaccionaremos en determinadas ciscunstancias. Por mucho que apostillemos que algo nos gusta de determinada manera o que jamás haríamos algo de otra, nos comportamos nosotros mismos de maneras sorprendentes. Y visto esto... como van a conocernos los demás, o van a sospechar nuestras reacciones... ahí está el quid de la cuestión, en lo imprevisibles que somos.
Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres