Blogia
MaRioSe.Compartiendo Sueños.

Microcuentos

Una de microcuentos.

 

Cuidado con lo que se pide.

Pidió a San Antonio un novio fiel, que la esperara cuando regresase del trabajo, la llenara de cariño, le gustara dar largos paseos junto a ella, la obedeciera siempre.

Tanto se lo rogó que, San Antonio, generoso, realizó el milagro. Cuando la chica regresó a su hogar, encontró esperándola junto a su puerta de entrada, un lindo perrito.

 

*  *  *

 

Difunto.

- Era el hombre más bueno del mundo- decía, mientras lloraba desconsolada la que fue su esposa.

- Añadiría que el más apetitoso-  pensó el gusano.

 

*  *  *

 

Sacerdote Pederasta.

Mientras el agua fría  desfilaba por su espalda, sus ojos de niño, seguían  el rastro de las gotas que a su paso arrastraban el calor de su cuerpo sucio de hombre.

Con la ducha pretendía ahogar en vano lo que acaba de pasarle. El Padre salió minutos antes y ya limpio por fuera se dispuso a limpiar su alma rezando un padrenuestro.

 

 

María José Díaz.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

MICROCUENTOS QUE ME GUSTAN (2)

MICROCUENTOS QUE ME GUSTAN (2) (Mis agradecimientos a Trini Reina , con "Fuego" Entre Líneas , con "Píntame un sueño" y Elixir , con "Entre velas", que amablemente me dejaron que publicara sus microrelatos (microcuentos) para así compartirlos con ustedes. Todo un honor. Agradecer a Ahora_también , por enseñarme minuciosamente cómo poder bajarme más de una fotografía en blogia, que aún no había aprendido y ya era hora de hacerlo, resultándome más fácil de lo que creía. Aunque todavía tengo mucho que aprender al respecto. Muchas gracias a todos )

FUEGO.
FUEGO QUE HABLA
(La fotografía la realizó Nerea)

Érase un fuego siempre prendido pero circundado por una verja de piedras. Un día, una potente sombra pateó con fuerza la cerca conmoviendo a los recios pedruscos que se desmembraron uno a uno. En aquel momento el fuego escapó sin control, desbocado, incinerando en su liberación todo con lo que topaba. Y, desde entonces, es perpetuamente ardiente y libre.
(Trini Reina)

PÍNTAME UN SUEÑO.
Píntame un sueño

Querías pintar tu sueño,
“naturaleza salvaje” sobre mi piel, dijiste
Te dejo hacerlo realidad a cambio de que pintes el mío.
Tu autorretrato.
(Entre Líneas)

ENTRE VELAS.
velas
Una delicada caricia se derramó desde el cielo cayendo sobre tu espalda desnuda, haciendo que sintieras, en lo más profundo del sueño un eterno estremecimiento. Al despertar, supiste que un ángel estuvo aquella noche contigo, amándote.
A esa misma hora, en ese preciso instante, me dormí pidiendo a Dios un deseo: “hazme ángel de la noche para poder volar hasta el amor que siempre busqué”.
Hoy, al atardecer, entré en una iglesia solitaria a dar gracias por el sueño que se me había concedido. Tome una vela, y con su tenue llama hundí mi mirada en las penumbras; al volverme, vi tu rostro iluminado por otra vela, mirándome.
Entonces comprendimos que a veces se ama en la distancia, incluso sin conocerse.
Los milagros... existen.
(Elixir)
* * *

Míos:

¿MUERTA?

Creía que estaba muerta, porque no me dolía nada. Pero en los que creía que sería mis últimos segundos de vida, oí como la voz de la enfermera decía:
Al fin los tranquilizantes, cumplieron con su cometido.

* * * * *

MAMÁ.

¿Mamá?, “mamá”, ¡mamá! ¿Mami? mamita, mamá, mamá mamá; mamá, mamá. ¿Mamá mamá mamá? Mamá (mamá mamá mamá). Mamá, mami, mamá:

Mamá.

* * * * *

LA VIEJA ESCOBA.

Paseaba cansada sobre La piel de la nostalgia, que era la única calle de aquella vieja y sucia aldea, cuando sus ojos reposaron en lo que parecía una herrumbrosa escoba. Se acercó a ella, reconociéndola al instante. Al fin se volvieron a encontrar, pensó la nostálgica anciana. Una niña que jugaba cerca, al verlas juntas, le dijo, sin pensar: Súbase a ella y vuele. La anciana, recordando y obedeciendo sus instintos y a la niña, subió, voló y desapareció.

* * * * *
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

MICROCUENTOS QUE ME GUSTAN (2)

MICROCUENTOS QUE ME GUSTAN (2) (Mis agradecimientos a Trini Reina , con "Fuego" Entre Líneas , con "Píntame un sueño" y Elixir , con "Entre velas", que amablemente me dejaron que publicara sus microrelatos (microcuentos) para así compartirlos con ustedes. Todo un honor. Agradecer a Ahora_también , por enseñarme minuciosamente cómo poder bajarme más de una fotografía en blogia, que aún no había aprendido y ya era hora de hacerlo, resultándome más fácil de lo que creía. Aunque todavía tengo mucho que aprender al respecto. Muchas gracias a todos )

FUEGO.
FUEGO QUE HABLA
(La fotografía la realizó Nerea)

Érase un fuego siempre prendido pero circundado por una verja de piedras. Un día, una potente sombra pateó con fuerza la cerca conmoviendo a los recios pedruscos que se desmembraron uno a uno. En aquel momento el fuego escapó sin control, desbocado, incinerando en su liberación todo con lo que topaba. Y, desde entonces, es perpetuamente ardiente y libre.
(Trini Reina)

PÍNTAME UN SUEÑO.
Píntame un sueño

Querías pintar tu sueño,
“naturaleza salvaje” sobre mi piel, dijiste
Te dejo hacerlo realidad a cambio de que pintes el mío.
Tu autorretrato.
(Entre Líneas)

ENTRE VELAS.
velas
Una delicada caricia se derramó desde el cielo cayendo sobre tu espalda desnuda, haciendo que sintieras, en lo más profundo del sueño un eterno estremecimiento. Al despertar, supiste que un ángel estuvo aquella noche contigo, amándote.
A esa misma hora, en ese preciso instante, me dormí pidiendo a Dios un deseo: “hazme ángel de la noche para poder volar hasta el amor que siempre busqué”.
Hoy, al atardecer, entré en una iglesia solitaria a dar gracias por el sueño que se me había concedido. Tome una vela, y con su tenue llama hundí mi mirada en las penumbras; al volverme, vi tu rostro iluminado por otra vela, mirándome.
Entonces comprendimos que a veces se ama en la distancia, incluso sin conocerse.
Los milagros... existen.
(Elixir)
* * *

Míos:

¿MUERTA?

Creía que estaba muerta, porque no me dolía nada. Pero en los que creía que sería mis últimos segundos de vida, oí como la voz de la enfermera decía:
Al fin los tranquilizantes, cumplieron con su cometido.

* * * * *

MAMÁ.

¿Mamá?, “mamá”, ¡mamá! ¿Mami? mamita, mamá, mamá mamá; mamá, mamá. ¿Mamá mamá mamá? Mamá (mamá mamá mamá). Mamá, mami, mamá:

Mamá.

* * * * *

LA VIEJA ESCOBA.

Paseaba cansada sobre La piel de la nostalgia, que era la única calle de aquella vieja y sucia aldea, cuando sus ojos reposaron en lo que parecía una herrumbrosa escoba. Se acercó a ella, reconociéndola al instante. Al fin se volvieron a encontrar, pensó la nostálgica anciana. Una niña que jugaba cerca, al verlas juntas, le dijo, sin pensar: Súbase a ella y vuele. La anciana, recordando y obedeciendo sus instintos y a la niña, subió, voló y desapareció.

* * * * *
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres