Blogia
MaRioSe.Compartiendo Sueños.

Alas de Mariposa doradas. (1ªParte)

Alas de Mariposa doradas. (1ªParte) Casi no se conocían, no jugaban entre ellos como una pareja convencional, apoyada en normas tan explícitas que podrían ser escritas si cualquiera se lo propusiera.

Allí estaba ella, en su dormitorio, todo le parecía extraño, lejano, lo que tanto había soñado, ahora dejaría de ser eso, un sueño. Pero todavía estaba flotando cuando la abrazó por detrás,cuando sintió su lengua que le recorría su cuello, tenía la carne de gallina y el alma se le salía; quería volar y observarlos desde arriba para retenerlo en su retina para siempre.

Entre besos notó que ya no estaba en pie. Notaba sus sabanas, se movía inquieta en su cama, era su cama y ahora ella absorbía todos sus aromas.Sabanas que se volvieron húmedas de amor,la humedad de sus cuerpos, que los arrastraba, que los invitaba a perderse en el mismo infierno.

Su boca dulce le recorría suavemente su piel ardiente; sentía sus dedos largos y fuertes que enredaba en su pelo, ahora alborotado, mojado; sus piernas se mezclaban en un revoltijo de carne, alma y fuego. Ella se agarró a la ropa de la cama, al aire que le sustentaba, se agarro a él, para no desvanecerse poco a poco, convertida en un río de emociones y lágrimas que se escurrían por las rendijas de su realidad.

Ahora lo notaba cerca, sabía que nunca más lo iba a tener así, respirando a la par. No hablaban, no necesitan palabras, tenían su propio lenguaje, el de las miradas, el de los jadeos, el sonido de los cuerpos sudorosos; ella estaba tan feliz, no quería terminar solo hacían el amor, como una pareja cualquiera.

"El amor, sólo hacían el amor, como una pareja cualquiera"... ¿Cualquiera? ¡Ojalá! Pensó ella.

Se oía el sonido de un viejo ventilador, hacía tanta calor, que parecía de adorno, tenía mucha sed; él tuvo que imaginarlo porque dejó sus embestidas, salió de su cuerpo y la dejó sola en aquel cuarto lleno de libros, con su mesa de ordenador, su equipo de música; su pequeño mundo en el que ella sabía perfectamente que no entraba, quería quedarse allí como un cuadro más, observándolo absorbiendo su vida.

Regresó desnudo con una jarra fría de agua sin vaso y le dio de beber como a un cachorrillo abandonado...

(...Seguirá...)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Mariose -

Muchas gracias... la historia sigue, espero que os guste.
Besososos a todos y mi agradecimiento por leerlo.

dragonfly -

Que.... intenso y sugerente....
Me ha entantado. Aisss no se me da bien escribir cosas así...
Un besote y a esperar la continuación!

Entre Líneas -

¡¡ Yo también quiero hacer la siestaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa !!! :-OOOO

monocamy -

Mariooose, qué te pasa Mariose, que andas encendida...

ñam ñam

xDD

:*

lua -

Una descripción de sensaciones maravillosa, es muy difícil describirlas,...
Esperaremos impacientes la segunda parte.

Dark kisses
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres