Blogia
MaRioSe.Compartiendo Sueños.

Primera Comunión

Primera Comunión Mayo, mes de comuniones. Rito religioso que llenan los fines de semana las parroquias, de parroquianos vestidos de estreno, con zapatos nuevos y bolsillos sin suelas.

Pequeñas bodas, pequeños contrayentes de ilusiones, de ganas de que termine la ceremonia para asistir a la mayor fiesta en la que ellos serán los protagonistas. Acto social en que cada vez se diferencia menos de cualquier boda.

Padres que piden prestamos para no ser menos que cualquier otro. Asistentes que poco escuchan al párroco, cargados de cámaras de fotos y de video.

Mujeres que se pasan la misa haciendo reconocimiento de los ropajes de sus iguales y luciendo orgullosas modas y joyas.

Madres nerviosas, orgullosas de sus retoños. Abuelas de lágrimas fáciles, al ver sus pequeños descendientes como princesitas o pequeños almirantes. Padres de traje, con ganas de que acabe pronto todo, para regresar a casa sin corbatas. Encuentros familiares, con la excusa perfecta para reencontrarse. Asistentes que acuden algunos solos por obligación, otros por acompañar a la familia.

Ayer estuve de comunión. Uno de mis sobrinos era nuestro protagonista. Dejó de ser travieso al menos el rato que duró la misa. Luego fue el de siempre, un niño más.
Me hizo regresar en el tiempo y recordar la de mis hijos y la mía propia.

Aunque sólo recuerdo mi vestido largo, mi medalla de oro que me regaló una abuela, mi esclava y mi pequeña fiesta. Por aquellos entonces recuerdo que pedía perdón cada anochecer y prometía de rodillas que al día siguiente iba a ser mejor. Pero la mañana siguiente llegaba y no sé si era mejor, pero sí que volvía a inclinarme en una esquina de la cama llena de culpas por cualquier tontería de niños…

Gran observadora como soy, mientras asistía ayer a la iglesia me preguntaba si todo esto no era una pantomima más y si hemos perdido un poco, el verdadero sentido de la comunión o nos vemos obligados a realizarla como sólo un acto social para no quedar mal con la sociedad.

No veo mal que se realice, ni que se pierda la costumbre, quienes crean, pero… ¿no podría ser más sencilla y menos actuada?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

JulioCe -

Hola, como están. Me apena escuchar los comentarios de personas adultas sobre este tema. Precísamente los adultos somos los que desvirtuamos el sentido de los sacramentos, al convertirlo en una celebración estrictamente social. Pero como siempre digo, aquellas personas que así lo hacen no son verdaderos católicos. En todo caso no llegaron a entender cuando eran niños que cosa estaban recibiendo. Por ello ahora se realiza la catequesis familiar con una duración de 2 años. Saludos hermanos.

Natalie -

Cierto es que los adultos le han hecho perder el sentido de comunion a la ceremonia misma. Como tambien es cierto que los niños de hoy en día llegan a las preparacion para la catequesis (en mi parroquia son 2 años) con muchas ganas de aprender sobre la fé.. y muchos hasta olvidan que la finalidad es la primera comunion misma, se contentan con que estan conociendo amigos nuevos y aprenden sobre la palabra. soy monitora de catequesis y veo ésto todas las semanas.

Me entristece enormemente ver que los adultos desvituan tanto el tema, que llegan a convertirlo en una competencia de santitos y bolsitas. porque Gracias a Dios acá no se permiten los trajes especiales sino que los obligamos a ir con uniforme, de otra manera sería la fiesta del consumismo. La verdad es que resulta bastante bien.

La verdad es que si fuera por mi, deberia existir una hora de preparacion para los asistentes. la incultura es total. no saben lo que está pasando. lo unico que saben es que ven a el pequeño con un adorno elegante, pues, vamos sacando fotos!... no es que esté enc ontra de eso, pero despues de todo, eso es el detalle, no el centro d ela celebración.

Y bueno.. unp hace lo que puede al inculcarles el ver más allá. Pero fuera de eso, como dice Mariose, los padres son fundamentales en el proceso.

Saludos.

Mariose -

White: Sí, todo parece como una máscara, con maquillaje, para que no se note las imperfecciones. Somos felices si tenemos los bolsillos llenos o si parecen que están pero... en el fondo queda lo que tú dices, un gran vacio...sólo son montones de cosas materiales, sólo eso. y sí, hay niños que con gran inocencia, limpieza de espiritu, ven un poquito más allá que todo eso, pero casi seguro porque sus padres se lo inculcaron...
Un saludo para tí.

white -

Hoy en día, casi todo está desbordado, son lo que yo llamo "vidas escaparate", vidas en las que importa el qué diran, el yo más que tú, el apararentar y no ser... vidas un tanto vacías de amigos de dicha y ausencia en la desdicha. La comunión, la primera en munchos casos la única es para muchos la ceremonia de abandono de la niñez, incluso se han inventado ya las comuniones civiles, ¡qué mundo!
A pesar de muchos, aún hay niños que esperan este día por algo más que los regalos.
Un saludo

Mariose -

Corazón:

¡Qué bonito lo que dices! cuando yo la hice, no creo que fuera, ni mucho menos como ahora, pero cuando me casé si fue muy sencilla y para mí sinceramente lo que más me importó fue la bendición, porque en esos momentos, la sentía... eran otros tiempos y mi mente más inocente la de una cria.
Un gran abrazo.

Mariose -

José Manuel:
Gracias por embellecer las palabras y hacerlas regalo.
Un beso.

*********************************
Pitijopo:
Pues pienso como tú, que como todo es un buen negocio, desde la casa que vende los trajes y vestidos hasta los banquetes, recuerdos, regalos, etc. Lo hemos convertido en algo que pierde un poco su esencia, su razón , su significado religioso…
Otro besito para ti.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mariose -

LeeTamargo:
¡¡Si hombre… en latín lo que hacía falta ya!! ¡Je je je! Bueno, en serio, que todo mi respeto, al que lo disfrute, que quedará muy lindo eso de verlos cantar en latín…¿eso pasa todavía? Perdona, pero no soy muy asidua a misa. Si todo queda muy bonito, si no era eso lo que quería trasmitir, que la esencia es lo que cuenta, pero que siento que se va convirtiendo en mucha parafernalia y podría abundar más la sencillez y menos las apariencias. Lo bueno de la fiesta es el encuentro familiar, aunque no siempre es muy buena idea si hay alguno que de la notita o no se lleve bien con alguien…. Bessssssssssooooooos.

-----------------------------------
Dragonfly:
Pues eso creo que nos llevamos llevar sin pensarlo profundamente, como en las bodas. Si crees de verdad, pues vale, pero si no sientes nada ¿por qué hacerlo? Creo que hay que ser consecuente con lo que se cree, pero a veces, por tal de no señalarnos pues nos dejamos llevar.

pitijopo -

Es curioso como en una sociedad cada vez menos religiosa como la nuestra, hay determinados ritos como la primera comunión o la boda religiosa a los que se le da muchísima importancia. En el fondo late una hipocresía porque, para la mayoría,el aspecto religioso es al que se le da menos importancia. Si se le diera más importancia serían celebraciones más sencillas. Un besito.

josémanuel -

Enhorabuena por tu página¡¡¡

Muy personal, muy entusiasta y dicharachera, justamente como la encantadora mujer que la habita.

Besos.

Corazón... -

Hola Mariose :)

Bueno en realidad cuándo hice mi 1ra. comunión fue tan sencilla, mi vestido y todos los indumentarios necesarios nada más... la fiesta pequeñisima y lo más importante decir HICE MI PRIMERA COMUNION :))

Todo depende de las creencias y condiciones de las personas, pero para mi lo que cuenta es lo que se recibe en ese momento lo demas es secundario.
Un beso y saludos!

;o)

Dragonfly -

La mayoría de las celebraciones religiosas de ese tipo me parecen una auténtica farsa. Y como tu dices la gente se llega a endeudar "por no ser menos que los otros". Solo por aparentar. Como si un hijo fuera peor o mejor que otro dependiendo del dinero que lleva encima en ropa, celebraciones etc etc.
Soy agnostico y ahora mismo no habría hecho la comunion. En su día la hice, "como todos"....
Un beso!

LeeTamargo -

...Los chavales siempre están a la fiesta; son los adultos los peores. Además, tampoco es para tanto... Si es en latín o cantada, dos horas como mucho y, luego, al final siempre llega la fiesta! SALUDOS:
LeeTamargo.-
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres